sábado, 21 de noviembre de 2009

Gambito letón: Análisis (1)



NOTA: ! Eureka !, al parecer no perdí el borrador objeto de la descarga eléctrica que comenté en mi primer post, así que puedo ofrecerlo en su integridad.

Para esta segunda colaboración en el blog, se me ha ocurrido dar una nueva vuelta de tuerca ( otra vez mas ) a "mi" tan conocida especialidad del Gambito letón.

A finales del pasado año 2008 ofrecí una posible y clara refutación ( ver mis artículos ya mencionados en el primer post http://www.ajedreznd.com/visor/leton1.htm y http://www.ajedreznd.com/visor/leton2.htm ), pero con mi carácter abierto y optimista sigo interiormente creyendo que el gambito es todavía jugable.

Pero antes de todo quisiera hacer una disertación previa: En esencia, a la “filosófica” pregunta sobre los gambitos - en nuestro caso, el Letón -, es ¿ qué es lo que los hace practicables? , y las respuestas para ello son variadas.

En primer lugar, debemos pensar en nuestro propio estilo personal ( de juego y de personalidad ). Si yo prefiero posiciones abiertas y tácticas con ataques y contraataques construiré un repertorio basado en posiciones de esas características ( Pelikan, Dragón, Española Abierta, Jaenish, India de Rey, G. letón, Grunfeld ).

En segundo lugar, en el factor sorpresa. Un gambito se comprende fácilmente, es un compendio de trampas e intrincadas líneas para el oponente. Tu contrincante, con toda probabilidad, está jugando algo que nunca ha estudiado y hace que no tenga una esperanza de comprensión tan correcta como la que uno mismo pueda tener. Importa poco si hay un camino hacia una ventaja objetiva para él, siempre y cuando esa trayectoria se oculte bien entre una plétora de plausibles alternativas. He experimentado un gran asombro, un impacto psicológico, un desconcierto, incluso cuando los “relativamente”mejores jugadores preparados se enfrentan a 2..f5!?. ¡ No es suficiente hacer las “jugadas simplemente naturales”, ellos necesitan reafirmar todos esos "derechos naturales para obtener ventaja !.

Soy un jugador de 2070 ELO FIDE y juego generalmente torneos donde mis oponentes tienen un Ranking Internacional entre 2000-2300. Cualquiera puede pensar que si defiendo el Letón es porque soy un jugador "pobremente" evaluado, pero represento paradójicamente al 80% de estos jugadores en el mundo (!), y no veo porqué no podemos jugar el gambito ( también el Evans, Albin, líneas marginales de la Dos Caballos, etc. ) si “teóricamente” hablando no es fácil de refutar en "ajedrez sobre el tablero". Es muy razonable que en la tranquilidad de nuestra propia casa, con la ayuda de los módulos podemos estudiar o aún “refutar” una variante dada de cualquier línea de juego … pero puedo confirmar que con el tablero delante de nuestros ojos, en una VERDADERA partida, los hechos son muy diferentes…. Mis opositores, de promedio, juegan de lejos peor que Fritz, Hiarcs o Shredder (!?). No me arrepiento de jugar una jugada ( o una Apertura ) que yo sé puede ser refutada si pienso que mi adversario tiene alguna probabilidad de encontrar la refutación si tiene el “módulo” en su cabeza, porque se que de hecho eso es imposible. Si veo que yo mismo o los lectores de estas líneas hemos tenido el recurso de ayuda de ordenadores, y si los movimientos o las “refutaciones” son tan naturales, ¿porqué utilizamos totalmente los PC's?. Asumo que por encima de 2300 FIDE el Letón es inviable ( pero solamente, contra jugadores bien preparados, aunque también ellos nos ganarían contra cualquier otra Apertura… ), pero por debajo de dicho nivel, no veo ningún problema en jugarlo ( recuerde, nosotros son el 80% de los jugadores del mundo ).

Yo mismo he ganado varias veces en competiciones oficiales a adversarios entre 2100-2200 ELO FIDE con el gambito, y he visto generalmente que no conocen incluso las líneas principales mas allá de 9-10 jugadas, o peor, el “espíritu” de las mismas en el medio juego, así que debo asumir su valor de “choque psicológico”.

Por lo que se refiere a los módulos ( "engines" ) aquellos de vosotros con suficiente experiencia sabéis que estos artilugios son muy materialistas. Si tu miras casi cualquier posición con uno de ellos, verás que siempre te dirá que el Blanco está mejor ... gracias a su peón extra, así que será desesperante intentar encontrar las jugadas apropiadas para el segundo jugador.

Una vez hecha esta introducción, vayamos al análisis pormenorizado de la Teoría actual:


Esta jugada es sin duda el único camino para cuestionar el agresivo juego Negro. Tradicionalmente ha sido considerada la mas fuerte, y es además, la mas natural


Debe evitarse la posibilidad 4.Dh5+. La otra Variante principal se inicia con 3..Cc6. Esta línea es la alternativa mas importante al laberinto de 3...Df6. Se ha acumulado gran cantidad de teoría con esta jugada en la cual el Negro ofrece un peón ( al menos ) para obtener la iniciativa. Los devotos de la variante Fraser tienden a ignorar los méritos de la línea principal 3...Df6, porque esta cubre un territorio muy amplio y requiere un juicio muy fino. Obviamente, hay dos jugadas que vemos rápidamente: 4.Cxc6 y 4.Dh5+. Con esta última, el Blanco entra en el juego especulativo que permite su rival y va a ganar material después de 4...g6 5.Cxg6 etc.. Con 4.Cxc6 dxc6 uno siente que está jugando con Negras: las piezas menores entran en juego rápida y fácilmente, presionando en las columnas abiertas centrales, sobretodo cuando se enroque en el flanco de Dama; mientras tanto, el Blanco no ha movido su peón 'd' para dar vida a su alfil de 'c1', más aún, tampoco tiene piezas en el flanco de rey y si intenta enrocarse en dicha esquina, esta deficiencia permitirá al Negro iniciar el ataque. Aunque está extensamente analizada, los escépticos pueden puntualizar que toda esta discusión es estéril dado que no tiene en cuenta la supuesta refutación del GM John Nunn con la jugada 4.d4!
Con todo, hay otra jugada a la que deberíamos de prestarle algo de atención: 3..Cf6.

Con ella evitamos 4.Dh5+ y en el peor de los casos el Negro pierde totalmente un peón pero eludiendo complicadas variantes tan usuales en el resto de líneas de juego. A menudo se produce un prematuro cambio de Damas y un ulterior cambio de peones en dicho flanco, y el Negro obtiene buenas perspectivas de tablas en el flanco de Rey en los finales resultantes de tres peones contra dos. Así:

- 4.d4 fxe4 es una transposición de 3.d4 nada problemática para el Negro

- 4.Cc3 permite al Negro la completa libertad en la antigua y bien conocida línea 4..fxe4 5. Ac4 d5! 6.Cxd5 Cxd5 7.Qh5+ g6 8.Cxg6 hxg6!, y ahora 9.Dxh8?! puede ser contrarestado con 9..Df6 o 9..Cb4!? e incluso 9..Dg5!?; por otro lado, a 9.Dxg6+ Re7!? 10.d3 (!? Kosten) 10..Dd6!? por ej. 11.Ag5+ Rd7 12.Df5+ Rc6 13.Dxc8 De5 etc. , alternativamente 9.Qxg6+ Rd7! no es tampoco problema (10. Axd5 De8!? -F. Destrebecq -, o 10..c6)

-4.exf5 d6 o 4..De7 5.De2 d6 donde las Damas pueden ser cambiadas con razonables chances de tablas.

-4.Ac4 es relativamente "peligrosa". Después de 4..De7 5.d4 Cc6 por trasposición estamos en el Sistema Morgado denominando al GM argentino después de sus éxitos a inicios de los '70, 6.0-0 y el Blanco tiene solamente una ligera ventaja de acuerdo el libro de Kosten, o 6.Cc3!? que puede ser superior 6... Cxe5 7.dxe5 Dxe5 8.0-0 devolviendo el peón, pero abriendo la posición y dejando al Rey y dama Negro en la misma fila. Ahora 8..fxe4 9.Cd5! amenazando Af4 es peligroso. En vez de ello, Kosten sugiere 8..Ad6!? 9.g3 fxe4 y si 10.Af4 directamente, 10..Dc5 11.Axd6 Dxc4 o 12.Te1 Bb4 jugable para el Negro.

Continuemos con la Línea que consideramos principal:


El movimiento mas obvio es 4.d4 pero es necesario conocer gran cantidad de teoría. Usualmente el camino que sigue es 4..d6 5.Cc4 fxe4 y ahora el Blanco puede escoger entre las maniobras posicionales de 6.Ae2 o 6.Ce3, y líneas mas abiertas a partir de 6.Cc3 Dg6. La jugada escogida como Variante Principal, y que fue una invención de Leonhardt, tiene el propósito de un rápido juego de piezas y permitirá la posibilidad de atacar el peón e4 con d3 en algún momento.


5.d3 de inmediato es muy inocua


En los inicios del gambito, esta jugada y 5...De6 - que, por cierto, a menudo trasponen - eran invariablemente jugadas, pero desde hace años cayeron en el olvido; la Dama era objeto de persecución por parte del Blanco -incluso si era necesario se sacrifican peones- cosa que permitía un rapidísimo desarrollo montando ataques devastadores. En 1970 el teórico alemán Gerhard Gunderam propuso 5...Df7!, aquí la Dama está más segura, y con ella el Negro se prepara para resolver sus problemas de desarrollo (se amenaza ..d5 formando un sólido centro y se libera la casilla f6 para el caballo), pero todo esto implica desatender su propia presión sobre 'e4' y que muchas veces el peón sea sacrificado. Esta variante que, de lejos, es la más practicada en la actualidad acaba de caer en desgracia tras 6.Ce3 c6 7.d3! (Budovskis) 7..exd3 8.Axd3 d5 9.0-0 y tras la última "esperanza" ( ! de las 9 posibles ! ) 8..Ac5 la jugada 9.b4!! ha dado al traste todo el Sistema Negro ( véase los análisis citados en el primer enlace a AjedrezND de este artículo ).

Con todo, analizaremos un último intento de "re"-mejora con 6..d5!?, y que analizaremos detenidamente en un próximo post.

Tras 5..Dg6, como se ha dicho, la Dama Negra se encuentra algo expuesta y el Blanco suele proceder a su acoso con d3 y tras el cambio de peones puede recapturar con su Alfil. Aunque fue la línea inicial, se abandonó progresivamente ( en favor de 5..Df7 ) hasta que recientemente el aficionado David Zimbeck en su web http://www.zimbeckchess.com/chess_site_006.htm puede haber recuperado su valor.
Zimbeck sostiene que tras las conocidas y naturales jugadas Blancas 6.d3 Ab4 7.Ad2, el Negro debe ahora jugar directamente 7..Cf6 ( en vez de 7..Axc3 8.Axc3 Cf6 ) que aún perdiendo limpiamente un peón, permite al segundo jugador permanecer en el juego:
-8.dxe4 0-0!? ( en vez de 8..Axc3 9.Axc3 Cxe4 ) 9.f3 d5 de Melchor-Valverde, LADAC thema, e-mail, 2006/07, ( 1/2-1/2, 47 ) llevó a un difícil final que el Blanco nunca parece que se vio con la posibilidad de rematar. Mi posición parecía siempre preferible en ganancia de espacio, pero la posición Negra era sólida.
-8.Cxe4 Axd2+ 9.Dxd2 ( el jugador americano tambien da 9.Cexd2 0-0 10.Ce3 d5 y tanto contra 11.d4 como 11.Cf3, entonces 11..Cg4! ) 9..d5 ( se conocía sólo 9..0-0 ). Esta posición se debatió no hace mucho en http://www.chesspub.com/cgi-bin/yabb2/YaBB.pl?num=1239692688, pero ya se conocía una partida Ginzburg-Perez Pietronave, Argentina, 1995 que transcurrió según la recomendación de los "engines" 10.Cxf6+ Dxf6 11.De3+ Ae6 12.Ce5 0-0 13.Ae2 ( 13. d4 Cc6 Zimbeck, y ahora se podría seguir 14.Ad3 Af5 15.0-0 Axd3 16. cxd3 Dd6 sin problemas ) 13..Cd7 14.d4 y ahora desviándonos de la partida citada, el Negro debería jugar 14..Cxe5 15.dxe5 Dg6 ( o hasta 14..Df4 ) lo que le lleva a una cómoda posición, y además recuperando el peón.
Es de notar que ya Zimbeck se percata de la siguiente bonita línea: 10.Ce5 Cxe4! 11.Cxg6 Cxd2 12.Cxh8 Cxf1 etc. objeto de debate en el forum de dicho enlace y que aunque los módulos tardan en ver, acaban por darle la razón al bando Negro.
-

2 comentarios:

  1. Necesito de tu ayuda Alejandro! con el Leton! Te paso mi email mircogc@gmail.com. Lo juego siempre pero empiezo un torneo con elos 2200 a 2400 y quiero jugarlo pero esoty en dudas con las variantes a tomar! Gracias

    ResponderEliminar
  2. y no se puede comer el peon de f5? es muy malo eso para el blanco?

    salud!

    ResponderEliminar